14 abril 2009

La Sociedad de Beneficencia

Publicado en Cartas al Director |
  • -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
  • Periodismo de Verdad: 14 de abril de 2009

     Carta al Director del Dr. Raúl Evaristo Cossio

     

    Querida Luz:

     

    Como te conté en mis anteriores cartas me encuentro pronto a publicar un libro sobre la familia Cossio.

    Recientemente y como consecuencia de la muerte de mi querida madre me puse a revisar numerosos papeles que había en su casa y allí encontré muchos que se refieren a la Sociedad de Beneficencia de Tucumán.

    La lectura de dichos papeles me hizo notar que en mi trabajo había sido mezquino en lo que a méritos de las mujeres de las anteriores generaciones se refiere. Ello me llevó a profundizar mis conocimientos sobre dicha institución en general y luego concretamente sobre la de Tucumán, para plasmarlos también en el libro.

    Todas las Sociedades de Beneficencia del país tenían una característica común. Estaban integradas, dirigidas, coordinadas y supervisadas en su desarrollo casi en exclusividad por mujeres.

    Así es el caso de la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires, fundada el 2 de enero de 1823 por decreto del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Martín Rodríguez, refrendado por su ministro secretario en el Departamento de Gobierno, Bernardino Rivadavia. Ejercieron su Presidencia damas ilustres como Mercedes de Lasala y Riglos (1823/1827). Existe una Medalla Sociedad Patricias Argentinas 1910 a la Memoria de esta ilustre mujer, Estanislada Gutiérrez de Cossio, Josefa Ramos Mejía, Bernardina Chavarría de Viamonte, María Sanchez de Mendeville -la famosa Mariquita- sin duda una de las mujeres más famosas de la Argentina (en su casa se entonó por primera vez el Himno Nacional Argentino). Cuando Rivadavia fundo la Sociedad Benéfica requirió la ayuda de Mariquita. En 1866 y 1867 volvió a presidir la Sociedad de Beneficencia, luego de su exilio en Brasil durante el Gobierno de Rosas.

    Si te fijas en sus nombres verás que se trata de mujeres patricias, las primeras damas de la República, esposas y madres de guerreros, de estadistas, de los grandes servidores de la patria y de los ciudadanos esclarecidos.

    La Sociedad de beneficencia de Salta fue fundada el 21 de noviembre de 1864. Extensa es la nómina de la socias fundadoras que suscribieron el acta de creación. Ejercieron la Presidencia entre otras Azucena Alemán de Ortiz, Ángela L. de Palacios, Rosa B. de Ojeda, Sofía M. de Arias, Francisca M. de Castro, Benjamina Solá de Arias. Al igual que las de Buenos Aires se trata de mujeres patricias, las primeras damas de la República, esposas y madres de los guerreros, de los estadistas, de los grandes servidores de la patria y de los ciudadanos esclarecidos.

    En Junio de 1858 un grupo de mujeres se reúnen para trabajar por los más necesitados y fundan ” La Sociedad de Beneficencia de Tucumán”, siendo su primera presidenta Dorotea Terán de Paz, madre entre otros de Benjamín Paz, Abogado, Doctor en Jurisprudencia, Fiscal General, Asesor del Consulado y Vocal de la Corte de Justicia a la que presidió, Legislador provincial,  docente unversitario y Rector de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas (de corta vida). Edito el Código de Procedimiento Civil, Juez de Comercio y Senador Nacional. Gobernador de Tucumán 1882/1884, Ministro del Interior durante el gobierno de Julio Argentino Roca 1884/1885, Vocal y Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, falleció ejerciendo el cargo. Entre las que la siguieron se encuentran: Lucía Araoz de Lopez (La rubia de la patria) casada con Francisco Javier López Iturrios, tres veces gobernador de Tucumán, quien le escribió pocos minutos antes de ser fusilado una lindísima carta que comienza diciendo “Adiós dulce compañera, muero libre de todo remordimiento, y a la vida eterna no llevo otro pesar que dejar a mis hijos y a la compañera más fina que se conozca…”,  Fortunata García de García, quien con sus manos envolviera respetuosamente la cabeza del Martir de Metán Don Marcos Avellaneda cuando la rescató de una pica donde había sido colocada, Ageda Tejerina de Posse,  su proclama a las mujeres tucumanas movilizó el apoyo de sus comprovincianas a la defensa de Buenos Aires en ocasión de las invasiones inglesas, Elmina Paz de Gallo, la cual pesar de su reciente viudez no dudó en disponer de sus bienes, transformar su vivienda para acoger a los necesitados y aún más, asumir personalmente el cuidado de los huérfanos producto de la epidemia del cólera de 1886/1887. Cuando Elmina Paz dio inicio a su obra, transformando su vivienda en asilo el 28 de diciembre de 1886, respondió mucho más allá de lo esperado. “No sólo con mi dinero sino con mi vida toda ayudaré a estos niños huérfanos… Mi casa será la de ellos…“, Guillermina Léston de Guzmán, conocida filántropa y esposa del reconocido hombre público, empresario y filántropo, Don Alfredo Guzmán, Sofía Lopez de Terán, madre del fundador de la Universidad Nacional de Tucumán, Don Juan B. Terán, y muchas otras admirables mujeres. Al igual que las de Buenos Aires y Salta se trataba de mujeres patricias, las primeras damas de la República, esposas y madres de los guerreros, de los estadistas, de los grandes servidores de la patria y de los ciudadanos esclarecidos.

    Básicamente las atribuciones de todas las Sociedades de Beneficencia del país fueron: “La inspección y dirección de la educación de niñas, hospitales y todo otro establecimiento publico dirigido al bien de todos los individuos de su sexo, y demás que puedan establecerse por la caridad pública mientras no funciones la Municipalidad“.

    En Tucumán se le encargo la administración del Hospital de la Caridad, y del Hospital para Mujeres. Desde ese momento se recibe la generosa colaboración de Las Hermanas del Huerto.

    En 1898 la asistencia social y hospitalaria del niño era casi nula. No existían establecimientos oficiales ni particulares. La falta de iniciativa oficial constituyó el motivo fundamental para que la iniciativa privada tomara la defensa de la salud y su bienestar, por ello la Sociedad de Beneficencia y Consejo Particular de las Conferencias de San Vicente de Paul fundaron en dicho año el Hospital de Niños y la Casa Cuna y Asilo Maternal. Manuel Cossio fue Director del hospital durante 35 años así también su benefactor (no admitiendo el cobro de honorarios), médicos de salas fueron los Doctores, Manuel Guasch, Manuel Felipe Molina, Máximo Etchecopar, Luis María de la Vega y Raul Colombres. Padrino del hospital fue designado el entonces Presidente de la República Sr. Julio Argentino Roca.

    El Hospital de Niños de la Sociedad de Beneficencia funcionó en la manzana rodeada por la Avenida Sarmiento, y las calles Salta, Santa Fé y Junín. Es considerado patrimonio histórico de la Provincia y en el año 2008 la población impidió su venta por parte del Gobierno de la Provincia tras numerosas marchas en defensa de su patrimonio.

    Fue tan importante y tan eficiente la labor del Hospital de la Sociedad de Beneficencia que el porcentaje de mortalidad con relación al número de enfermos asistidos en las salas fue del 8,80% en 1917 y el 8,20% en 1918.

    En los consultorios externos del Hospital de la Sociedad de Beneficiencia se entregaba gratuitamente remedios a quienes concurrían para ser atendidos y la misma costeaba los pasajes a aquellos enfermos que debían ser atendidos en el Instituto Pasteur y en otros Institutos especiales de Buenos Aires.  

    El Hospital de Niños suministraba en forma gratuita leche esterelizada y harinas alimenticias apropiadas a las madres que no podían criar a sus hijos por múltiples razones, en lo que se dio en llamar la “Gota de Leche”.

    Funda también el Hogar San Roque, para enfermos ancianos y discapacitados el que en 1943, es trasladado a la Av. Ejercito del Norte 1950, su actual ubicación, gracias a la donación de Don Alfredo Guzmán y su Sra. Doña Guillermina Leston de Guzmán.

    El hogar anterior fue demolido, donándose su capilla al Arzobispado (actualmente Parroquia San Roque). En el año 1979, se compra una propiedad en Santiago 1561, fundándose allí el Hogar Nuestra Sra. de la Merced, para señoras de edad, que si bien pueden valerse por si mismas se encuentran solas y desprotegidas.

    Creó el “Pensionado Marcos Paz” en unos de los salones del Asilo, destinado a señoritas que no tenían recursos o carecían de recursos suficientes para gozar de sus ventajas.

    Fundó también la Escuela Hogar de Obreras, atendido por las hermanas Adoratrices, que vestía y daba educación gratis a 60 niñas. Así también el Hogar General, Anselmo Rojo, donado por la Srta. Alcira Rojo, destinado a la atención y albergue de señoras pobres que carecen de familia, que se mantiene con el alquiler de los locales de renta.

    Querida Luz es difícil dimensionar la valiosa presencia de la Sociedad de Beneficencia en Tucumán, pero sus numerosas obras perduran en el tiempo y quienes ahora tomaron la posta de dirigirla lo siguen haciendo con el mismo empeño y amor desinteresado.

    El Dr. José Ignacio Araoz pronunció unas palabras al cumplir la Sociedad de Beneficencia los primeros cien años de vida y se refirió a la labor de la misma comparándola con una historia que se cuenta del Cid, dice “El Cid, sin dinero, encontrándose con un leproso, quitó su férreo guante y tendiéndole la diestra le dijo: Hermano, te ofrezco la desnuda limosna de mi mano” lágrimas de emoción y de gratitud brillaron en los ojos del menesteroso” seguidamente expresó “Y es que el impulso de solidaridad que otorga especial jerarquía a la caridad cristiana es un don que llega más hondo que el simple apoyo material“.

    A las mencionadas Presidentes las siguieron muchas otras que es imposible nombrar en esta carta. Les cabe el mismo respeto y admiración que siento por todas.

    La Sociedad de Beneficencia nos tiende todos los días sus manos desnudas, apoyémosla.

     

        Raul Evaristo Cossio

        raulevaristocossio@arnet.com.ar


    Email this post Email this post

    Esta noticia fue publicada el Martes, abril 14th, 2009 a las 22:32 bajo la sección Cartas al Director. Puedes seguir cualquier respuesta a esta noticia mediante de RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o seguirla desde tu propio sitio.

    There are currently 12 respuestas to “La Sociedad de Beneficencia”

    Cúentanos que piensas, déjanos un comentario! Su opinión es valiosa.

    1. 1 On abril 16th, 2009, Mercedes Chenaut said:

      Desgraciadamente, el hecho que en todos los casos, como lo marca Cossio, las sociedades de beneficencia estuvieran constituidas casi en exclusividad por “mujeres patricias, las primeras damas de la República, esposas y madres de los guerreros, de los estadistas, de los grandes servidores de la patria y de los ciudadanos esclarecidos”, las convirtieron en instituciones tantas veces odiadas y vituperadas por el pueblo llano. Digno su accionar pero no supieron adecuarse a los nuevos tiempos. Si la Sociedad de Beneficencia de Bs. As. hubiera aceptado a Eva Perón como su presidenta, quizás la historia argentina hubiera sido distinta y mejor. Nosotros tenemos la responsabilidad de equilibrar esas diferencias, de restañar esas heridas, lo que se hace, sobre todo, con un discurso nuevo.
      Los saludo con cariño:

    2. 2 On abril 16th, 2009, Jorge Argüello said:

      Este ha sido un excelente artículo, que he leído con verdadero interés……¡Eran otras personas, tan distintas a la que hoy nos rodea! Gente de pro, personas de bien, con cuna, sin resentimientos, gente distinguida y con principios morales y éticos, valores que hoy han desaparecido en muchos de la clase dirigente y gobernante sobre todo.
      Felicitaciones a Raúl Evaristo Cossio.

    3. 3 On abril 17th, 2009, Victoria said:

      Comparto plenamente lo que todo lo que dicen Mercedes Chenaut y Jorge Argüello.
      Si la sociedad de beneficencia hubiese aceptado a Eva Peron, la historia de este pais seria diferente.
      El compromiso de esas mujeres fundadoras deberia ser renovado hoy en una actuacion comprometida con la realidad que se vive. No deseo de ninguna manera minimizar el trabajo que hace la Sociedad de Beneficencia hoy, lo que digo es que se requiere un esfuerzo adicional, de crecimiento con proyeccion cualitativa y cuantitativamente analizada, usando modernas herramientas de planificacion y ejecucion, para poder servir a la realidad de los excluidos en nuestro pais que cada dia es mayor en numero y mas grave la problematica de su complejidad.
      Se requiere un compromiso civico de mayor ilustracion y actuacion de la clase dirigente.
      Nuestro pais esta en una situacion grave por la miseria y la pobreza material y tambien por la ignorancia de la dirigencia y la falta de compromiso activo de la sociedad.
      Recuerdo entre las presidentas de la Sociedad de beneficencia y por muchos años a Dora Vallejo Cossio de Lozada Echenique, que tuvo una brillante actuacion incluso con el gobierno nacional cuando el hospital de niños de Tucuman era administrado y conducido por ella.
      Felicitaciones a Raul Cossio por su trabajo.
      Afectuosamente. Maria Victoria Paz

    4. 4 On abril 17th, 2009, Raul Evaristo Cossio said:

      Dora VALLEJO COSSIO, nació en 1890 y falleció en 1975 a los 85 años. Presidenta de la Sociedad de Beneficencia de Tucumán desde 1939 a 1948. Durante su gestión se llevaron a cabo muchas y notables mejoras. Inauguró el nuevo pabellón construido en el Hogar de Obreros, así también el nuevo Hogar San Roque para ancianos donados por Don Alfredo Guzmán y Señora. Para el Hospital de Niños se adquirió un moderno aparato de Rayos X, y se construyó la sala de operaciones, así también se instaló un lavadero mecánico. En el año 1947 la Cámara de Diputados de la Provincia expropió el Hospital de Niños, pese al empeño puesto por Dora Vallejo y a su extenso alegato a favor del Hospital. La provincia tomó la posesión del hospital el 01.06.1948.

    5. 5 On junio 4th, 2009, Adriana Nuñez Molina said:

      Soy miembro de la Comunidad de las Hermanas de la Inmaculada Concepción, que estan trabajando en Sala Cuna. Estamos buscando datos, del origen de la Institución. Sabemos que la Conferencia de San Vicente de Paul, empezó a trabajar con los niños desprotegidos.Necesitamos fechas, decretos,porque antes le decían Asilo Maternal. Si tiene datos le agradeceré que se comunique a través de mail.Con respeto a su carta hace mención de Doña Guillermina Lestón de Guzmán. Al cumplir 150 años la Sociedad de Beneficencia, fue mi hermano Angel Augusto quien dijo el discurso. Me enorgullece que se tengan datos importantes de esta mujeres patricias, quienes dieron todo, hastas sus bienes, en pro de la infantes y ancianos desprotegidos. Saludos. ADRIANA DE FATIMA NUÑEZ MOLINA

    6. 6 On septiembre 21st, 2009, tina caro said:

      Dr. RAÙL COSSIO
      ESTIMADO DR:ESTOY ESCRIBENDO UN LIBRO RELACIONADO con la S.D.B.deBs.As. porque mi abuela supo pertenecer a esa Sociedadymuriò enlaepidemia de fiebre amarilla que azotò la cudad..or eso la urticaria que me vino a lleer estas cartas de personas que nunca podràn entender que signicado
      tienen para el pais estas mujeres ilustres con sentimientos tan altruìstas y tan llenos de amor al pròjimo… abuela se llamaba Bernabè Rosales..
      es evidente que carecìa de lo funamenal..por querer tomar por el poder a esta Sociedad tan selecta de DAMAS… AL IGUAL QUE QUISO TOMAR LA CRUZ ROJA ARGENTINA..
      SIN SABER QUE ERAINTERNACIONAL…PERDÒN DR. LODEJO ANTES DE QUE SE ME DESENCADENE OTRO MALESTAR MAYOR QUELA URTICARIA..

      HASTA SIEMPRE

      TINA CARO

    7. 7 On enero 1st, 2010, Gonzalo said:

      Es una verguenza que en pleno siglo 21 se reinvindique una sociedad que fue integrada por las esposas de quienes son los responsables de la miseria y el sometimiento a los grandes poderes extranjeros. Claro que hubo un apellido patricio en toda la historia, y llamar gente “bien”, a quienes solo donaban lo que no les correspondia (Cito que el dinero salia de las arcas estatales)y no haciendo una politica social de inclusion de los sectores. La Gran Eva Peron, jamas podria haber pertenecido a tan decadente, infame y retrograda institucion, ya que le asqueaba la mas rancia oligarquia de sus mujeres. Ella llevo una dantesca tarea, que no fue clientelista ni de “caridad”, si no de verdadera justicia social. Me da vergueza leer esta pagina,y como de hecho jamas volvere a entrar

    8. 8 On enero 30th, 2010, FLORENCIA GROSSO said:

      SOLO PERSONAS IGNORANTES Y RESENTIDAS PUEDEN DENOSTAR A UNA ASOCIACION QUE TUVO Y TIENE TAN LOABLES PROPOSITOS DE AYUDA AL PROJIMO. FELICITACIONES AL SEÑOR RAUL COSSIO POR SU OBRA. CONCUERDO CON LA SEÑORA TINA CARO, HAY GENTE QUE NO PUEDE ENTENDER EL SIGNIFICADO DE ESTE RECONOCIMIENTO A ESAS ILUSTRES SEÑORA QUE EL SEÑOR COSSIO RINDE EN LA PERSONA DE SU ANTEPASADA, ESTANISLADA GUTIERREZ DE COSSIO. LO FELICITO SINCERAMENTE

    9. 9 On abril 24th, 2010, gabriel gimenez said:

      Me parece que el señor Gonzalo tiene razon. Estoy estudiando historia argentina, lo que Mariquita Sanchez de Thompson, una gran patriota hizo, fue realmente “grande”, el problema fue con las sucesoras/es que tuvo la sociedad. La sociedad de beneficencia, durante la presidencia de Avellaneda, se prestaba para vender a nativos de nuestra patria como si fueran esclavos, y me da realmente verguenza que tal “institucion” se haya puesto a hacer semejante barbaridad.Eva Peron puso fin a “eso” porque la sociedad de beneficencia habia dejado de ser un ente que “ayudaba” para pasar a ser tristemente “institucion de fines propios” y no de los demas. Les propongo que lean libros de historia argentina, y van a ver cuanta razon tengo. Antes de juzgar o felicitar estas “entidades” , lean historia argentina, por favor…

    10. 10 On mayo 11th, 2010, Raul Cossio said:

      Leo historia y mucho. Ahora me interesa ver que historia lee el Sr. Jimenez, la escrita por otros o va a los archivos y a las fuentes. Quien estudia historia, no debe conformarse con lo que dice una parte de la biblioteca, debe ser de criterio amplio, y buscar las fuentes. Le recomiendo que concurra a los archivos históricos y recién emita opinión.

    11. 11 On mayo 26th, 2010, marcelo antonio said:

      POR FAVOR PODRIAN ENVIARME EL TELFONO Y LA DIRECCION DE LA SOCIEDAD DE BENEFICENCIA EN LA CAPITAL FEDERAL, TENGO MUCHA ROPA PARA DONAR Y QUISIERA HACERLA LLEGAR A ESA OBRA.

    12. 12 On julio 28th, 2010, Luis Villar Aguilar said:

      Soy chileno y con agrado me he informado de la existencia de la sociedad de beneficiencia, acá en chile tambien existe una sociedad de señoras de beneficencia gota de leche, parcialmente conozco su historia pero por lo que he leido la obra era similar aca en Constitución Chile, ellas mas menos en los años 1928 atendian a niños pobres otorgandoles leche en botellas calientitas y los bañaban y le proporcionaban asistencia medica, posteriormente con los años su ayuda se transformó en ayuda a estudiantes universitarios de escasos recursos, eso era hasta el 27 de febrero de este año, el terremoto ocurrido aca destruyó la unica fuente de ingreso que ellas tenian que era una propiedad para arrendar y con los dineros persicibidos ayudaban a los jovenes estudiantes. hoy están incapacitadas pues cuentan solo con el terreno.
      He querido intervenir en esta pagina intentando llegar a los integrantes de esta noble sociedad de beneficencia intentando solicitar ayuda o información de como obtener contacto con otras sociedades internacionales la ayuda de esta sociedad es totalmente anonima en nuestra ciudad, quien les escribe es un amigo y arrendatario de una de su propiedad espero llegar a ustedes y obtener alguna respuesta aunque sea con una esperanza, este solo es un primer contacto.
      Atentamente Luis Villar.

    Deje una respuesta


      • Spanish version English version Germany version
      • French version Portuges version Italian version
        • Artículos más leidos

            • Sin Resultados disponibles
        Suscribirse a
        Periodismo de Verdad
        Correo electrónico:





        --GALERIA LA GRAN VIA-- Loc 36 - S.M. de TUCUMAN